¿En qué consiste el blanqueamiento dental? Mi sonrisa Unidental :)

Ya os conté en el post sobre mi sonrisa perfecta  que he estado colaborando con las clínicas Unidental probando sus servicios para darles mi opinión sobre la experiencia. Tras la primera consulta con su diagnóstico, descubrimos para mi alegría que no tenía ninguna caries y lo único que mis dientes necesitaban era una limpieza bucal y si me apetecía, un blanqueamiento.

Las sesiones de blanqueamiento comienzan con un estudio del color de los dientes. Con la ayuda de unas piezas acrílicas, la odontóloga determina qué  tonalidad se asemeja más a la tuya y así tener una guía de color para poder comprobar cómo el blanqueamiento va aclarando la tonalidad dental.

La doctora determinó con ayuda de los acrílicos que mi tonalidad era una D3 y a partir de ahí comenzamos el tratamiento. Ya en la sala, me tumbé en el sillón y procedió con el ritual: abre bocas, pasar el aire para secar los dientes, colocar la pasta en torno a los dientes para proteger la encía, colocar el gel oxigenado en cada diente para que el laser lo penetre y realice el blanqueamiento. En la segunda sesión noté cómo la pasta protectora me provocaba algo de calor, cuando la doctora pasaba la luz para que se endureciera, así que optó por colocar otra para asegurarse que no me molestaba a las encías (por eso en la foto se ven dos colores de pasta). Después, colocó el laser apuntando a mi boca y así durante 18 minutos.

Mi boca abierta por el abrebocas y las encías recubiertas de la pasta protectora

La verdad es que es incómodo, bastante. Estar con la boca abierta durante 18 minutos sin poder moverte con el sillón totalmente reclinado hacia atrás cansa, pero, merece la pena. Tras la primera sesión se notan los resultados, así que toca tener paciencia e ir mentalizada. Como es recomendable tener los ojos cerrados, además de llevar las gafas protectoras, mi truco era ir respirando profundamente y concentrarme en la música ambiente. Cada cinco minutos pasaba la doctora para preguntarme si todo iba bien, si notaba alguna molestia, etc. Así que si por cualquier cosa me hubiera agobiado, con un sólo gruñido a la doctora, todo hubiera finalizado ;)

Tras la sesión, y con ayuda del material que estaba perfectamente esterilizado, me retiraron la pasta protectora, me limpiaron bien la boca enjuagándola para retirar el gel y finalmente me retiraron el abrebocas.¡Bien!, por fin podía mover de nuevo los labios :)

La doctora me dio las instrucciones: nada de comida o bebida durante las próximas dos horas y si sentía sensibilidad, me recomendó una pasta dentífrica específica. Entre sesión y sesión de blanqueamiento debemos dejar un descanso de dos semanas así, que cerramos la próxima cita para revisión y listo. Feliz y con los dientes un poquito más blancos de vuelta a casa :)

El trato en la clínica ha sido estupendo, desde la primera visita, el personal es muy atento y siempre te recuerdan la cita en el día que la tienes con una llamada unas horas antes, así que si te has despistado siempre puedes cambiar la cita y que ninguna de las partes implicadas pierda el tiempo. Me han hecho sentir muy cómoda y han respondido a todas mis preguntas, que no eran pocas.

Enhorabuena al equipo, ahora me queda la revisión para comprobar los resultados y poder disfrutar de mi Sonrisa Unidental :)

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s