Lo mejor de 2009: la música

Es por todos conocida mi afición a la música, sobre todo a la música en directo. El subidón de adrenalina, el sonido electrificante de las guitarras y el calor del público (uff, estoy mayor para el roce de las camisetas sudadas, jaja).

Mis orgasmos musicales, lo mejor del 2009.

No hay nada que se pueda comparar a saltar a ritmo de “Mr. Brightside”, dándolo todo en la pista del Palacio de los Deportes mientras te recorre el cuerpo una mezcla de electricidad, energía y estremecimiento, cuando un tema significa tanto, tanto…. o gritar junto con miles de personas en el Nou Camp “It’s a beautiful day” mientras te abrazas a grandes amigos. Machacando ese spot popular… no tiene precio.

Hay cosas que no tienen precio, compartir momentos de felicidad con la gente que quieres. Llorar de alegría o de emoción porque la letra de una canción te recuerda a alguien o a algo. Una canción de los Hombres G decía “no soporto a las niñas que todas las canciones les recuerdan a algo”. Yo soy una de esas niñas… no tengo nada que hacer con David Summers, lo se 😉

Lo músicos son poetas. Siempre he sentido fascinación por las letras de las canciones, también por las melodías, pero las letras… es que yo soy de letras. Soy de sentimientos, de decir cosas bonitas aunque duelan. El otro día Joaquín Sabina decía que las mejores canciones salen del desamor, no puedo estar más de acuerdo con él. Cuando el corazón nos sangra es cuando somos más sensibles, más transparentes y es cuando a los suertudos les brotan las canciones de las heridas abiertas.

Admiro a aquellos que han podido plasmar en una canción ese dolor que alguna vez todos hemos experimentado: “El lado oscuro”,  “El equilibrio es imposible”, “La marea”… cientos, miles de temas. Y frases… aún más. Hay una en particular que siempre cito porque es de un tema que para mí representa el estado de total adoración… “For you I bleed myself dry” (Por tí me desangraría), Chris Martin, ¡qué grande!. Llegamos a esos momentos de extremismo sentimental que tanto me gustan… no entremos en pánico, en la vida real no llegaría a eso, nadie se merece que nos quitemos la vida por ellos… pero en las canciones queda tan bien y es tan romántico, jajaja.

Desde aquí me gustaría dar las gracias a un par de grupos que me han acompañado en un montón de días grises y que me han subido el ánimo con sus canciones.

Love of Lesbian, a veces lo bueno se hace esperar. Les he descubierto tarde, pero justo a tiempo. Enormes en directo.

L.A., a Luis Albert tuve la oportunidad de saludarle hace un par de semanas y agradecérselo en persona. Luis es mágico en acústico, pero sus directos con la banda son tan electrizantes que te dejan con ganas de más. Toca con ganas, con rabia, es uno de los grandes.

Seguro que cada uno de vosotros tiene uno o dos o tres, o cinco mil temas como yo, que les recuerdan a cosas, vivencias, amores, desamores… os animo a que los compartáis conmigo y con los que leen mis palabras.

Pero que sepáis que la música no se termina en este post… tengo cuerda para rato.

Anuncios

3 thoughts on “Lo mejor de 2009: la música

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s