¿Somos todos “prescindibles”?

Hoy todo el mundo habla del mundial de fútbol, algo normal por otro lado porque se da el pistoletazo de salida al mes del deporte “rey”.

No me gusta el fútbol, nunca me gustó demasiado, nunca he sido de un equipo y me parecen desorbitadas las cifras que maneja el negocio.

Pero esta semana leí en alguna parte (me he vuelto loca buscándolo, pero no lo he encontrado), quizás en un tweet, una frase que le atribuyen a un futbolista y que, además de llamarme especialmente la atención, he repetido en varias ocasiones durante estos días.

“Podrás poner a otro en mi puesto, boludo, pero nadie hará mi trabajo” Lionel Messi

Yo me quiero mucho y valoro muchísimo mi trabajo y es verdad que también siento un poco lo que refleja la frase. En mi caso, por el cariño que le pongo a todo lo que hago, ya que lo que no me convence, no lo acepto… y ya no me duele decir que no.

Hacer las cosas con pasión es lo que me mantiene viva dentro de esta profesión, querer aprender cada día, hacer de cada trabajo un reto y tratar a cada proyecto como un “hijo”.

Puede ser real eso que dicen que nadie es prescindible, pero en cierta manera todos somos únicos y tenemos unas cualidades que nos hacen diferentes y especiales en todos los aspectos de nuestra vida, ya sea profesional o personal. Si nuestros clientes deben buscar su factor diferenciador, su vaca púrpura, ¿por qué no hacer lo mismo con nuestra propia carrera?

Durante una comida esta semana, uno de los que compartía tempura y arroz al limón conmigo me dijo: “yo no he visto a ningún directivo de agencia hacerse millonario, pero sí he visto a gente a mi alrededor que sí lo han hecho, a emprendedores que se han arriesgado y han hecho de su proyecto su vida”.

El fin no es el dinero, ni como lanzaba Alex en su último post, la fama. No para mí.

En este año he aprendido muchísimo, sigo aprendiendo.

Creo que lo mejor de todo es poder levantarte por las mañanas y que no te de pereza sentarte enfrente del ordenador, que la impotencia que surge tras alguna reunión se evapore a los cinco minutos porque te surja otro proyecto y tener “hambre” de hacer cosas, meterte en mil historias, trabajar “gratis”, sólo por el placer de sentirte bien, de ser feliz con lo que haces.

Señores… yo no soy prescindible 😉

Anuncios

5 thoughts on “¿Somos todos “prescindibles”?

    1. Menudo truco, ¿no? juego de palabras… tu eres el SEO 😉
      Creo que como dice @Guerreando todos somos únicos prescindibles, pero únicos.
      (Yo soy imprescindible para mí misma nada más)
      Kss

  1. Yo soy de las que pienso que cada uno da un toque personal a su trabajo, sobretodo en los terrenos en los que nosotras nos movemos. ¿Puede cualquiera que esté preparado realizar las mismas funciones que nosotras? Si.
    ¿Puede hacerlas como tú o como yo? No, el toque personal, es eso, personal.
    Puede que no seamos imprescindibles o que el toque que ponemos a cada cosa no sea perceptible a los ojos de cualquiera…pero hí esta!!
    Pd: Júrame que la de la foto eres tú de chiquinina!! 😄

  2. creo Maria que algunos por el trabajo ue hacemos nos hemos vuelto no prescindibles, es el sino de la dedicación plena a una actividad, que trae consigo que ninguna otra persona sea capaz de hacer nuestro trabajo. Me hace ilusión saber que no te emociona el fútbol, viniendo de una familia tan futbolera, a mi cada día me gusta menos, por eso vuelvo a ver fútbol americano, basket, y otros deportes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s