Lo que no me gusta de mi día a día en el SM

El otro día hablábamos en #polipizza de los post que se escriben tipo: Las 7 verdades del CM, Los 10 mandamientos de la nueva comunicación, etc. Mi amigo @srgarcia aprovechó el viernes para comentarlo en su post semanal de videos, yo la verdad, es que antes de hablarlo con él ya tenía en mente escribir algo parecido, así que tras nuestra conversación y para no liarnos más, hablaré sobre lo que no me gusta del SM sin poner números:

NO me gusta que la gente que no me conoce en persona me agregue al Facebook, al menos preséntate, dime quién eres.

NO me gusta que me lleguen DM a Twitter de manera automática que me inviten a visitar tu blog.

NO me gusta que me invites a formar parte de una página, de la que sabes, nunca formaría parte.

NO me gustan los #FF sin sentido.

NO quiero formar parte de la Mafia (yo ya soy mafiosa), de la Granja, ni del poker, ni del restaurante, ni de todos los que me dejo por el camino.

NO me gusta ver tu horóscopo diariamente.

NO me gustan los eventos sin contenido.

NO me gusta la gente que critica las redes sociales sin haberlas utilizado.

NO me gusta ver a la ballena.

NO puedo más con el término Community Manager😛

Todo lo que nos gusta, nos va a matar mañana. Pero es mejor reinar en el infierno que servir en el cielo

Community Manager Live… quedan horas

Pues ya ha llegado el día, en unas horas pondremos en marcha un proyecto que hemos preparado con mucho cariño, cariño 2.0.

Lejos quedan ya mis conversaciones con Juan en las que me hablaba de montar algo, un evento en el que todos los community managers pudiéramos reunirnos para compartir, conversar y aprender. Después enrolamos a Azahara y ya teníamos el equipo perfecto. (Para variar también he liado a mi “socio” Javi, para que nos montara la web y nos hiciera el diseño que refleja a la perfección el espíritu del evento)

Esperamos que nuestro encuentro os sirva para aprender un poquito más de esta profesión y que os quedéis con ganas de que llegue pronto el siguiente.

Gracias a todos por completar el aforo tan rápidamente y a los que no llegasteis a tiempo, os animo a seguirlo a través del streaming que realizará Agora News.

Community Manager Live

Nonick 2010 y el cariño 2.0

Cada vez me gusta más esto de vivir. Y de vivir el 2.0 para poder “desvirtualizarlo” en un 1.0

El día que me tocó la invitación para asistir a Nonick pensé: “pues ahora tengo que ir”. Y he de deciros que ha sido el día y medio más divertido y más productivo en mucho tiempo. Los que lo compartisteis conmigo lo sabéis.

Este post va de impresiones, sensaciones, desvirtualizaciones y cariño.

No soy ninguna “gurú” y sabéis que prefiero que otros cuenten las cosas, porque seguro que lo hacen mucho mejor que yo, así que  si queréis un resumen de lo que fueron las ponencias os recomiendo que leáis el post que nos ha regalado Edgar Sanchez, el mejor que he leído hasta el momento.

El viaje empezó el jueves por la tarde cuando unos cuantos salíamos en avión de Madrid hacia Bilbao, los retrasos en los aviones hicieron que me cruzara los primeros twits con @srgarcia al que más tarde conocería y que se convertiría en un excelente compañero de canapés y confidencias varias.

El viernes amanecía nublado, ¡qué raro en Bilbao!, al llegar a la sede de la EITB te daban una chapa de “Nonick” (la chapa siempre visible!!… te recordaba la de seguridad), bolsa de merchandising (buff otro anti virus… ¡que tengo Mac!!!) y te apuntabas para la fiesta, ¿fiesta? ¡apuntame bien!

La primera charla y la estrella del encuentro era Jennifer Preston, del New York Times. Jennifer muy maja, muy americana y encantadora… ¿la charla? no nos descubrió América, pero fue entretenida, además ya antes me había llevado una alegría al conocer “in person” a @gorkamoral. Justo después y para mí de lo mejor de estos dos días, la desvirtualización de @gprietoz, que pedazo de crack el Gerardo, las risas que nos hemos echado, mi héroe por el “marronazo de curro” y ese momento “Dios eres más friki que yo” , jajajaja.

Jess3 se convirtieron en lo mejor del Nonick. Os dejo el video con el que comenzaron su ponencia y que tiene un valor incalculable para todos los que nos dedicamos a esto.

En el primer Coffe break continuaron las desvirtualizaciones y los saludos para aquellos que ya éramos “viejos” conocidos. En qué momento se me ocurriría contarle a @jesusgordillo la razón por la que no asistí a su taller durante el Search Congress, quién me mandaría a mí a ser tan sincera?… gran tipo Jesus, ya me la tiene guardada “para siempre”.

Descubrir que @sfuetterer además de ser el más alto de todos es un fotógrafo en potencia y que su mujer Virginia vale un potosí, no tiene precio.Y esos momentos compartidos con @mberzosa tampoco. O cuando me tropecé con el equipo de Shotools durante la comida , con @barbymolloy que me vendió la herramienta como nadie, mientras @jorgecasar me miraba desde un segundo plano… todavía no me creo que el de la foto del avatar de @alexpuig sea él (pero si es un chavalín!! ;-)).

Las presentaciones de la competición 2.0 eran uno de los platos fuertes del día, y la de minube se convirtió tristemente en el chascarrillo de todos los asistentes. Una pena de presentación que, como ellos mismos reconocieron, no les volverá a pasar.Finalmente ganó Submate, que se llevó a todos los asistentes de calle con su presentación fresca y divertida.

El CM islandés impresionaba dando su charla sobre Eve, sinceramente me aburrió, pero es que yo no soy nada “jugona”. Después la mesa redonda de Community Managers… bueno, hubo un par de cosas interesantes, pero algo flojilla también, eso sí Jose Antonio Gallego es un pedazo de “monstruo” (en el buen sentido Jose), porque a pesar de su “inglés inventado” hizo que toda la sala le siguiera el ritmo, hasta cuando Massimo le quitó el micro.

Para finalizar la primera jornada habían dos opciones, tour por las instalaciones de Eitb o participar en una Wiki de best practices para CM. Lo segundo me interesaba, pero ya estaba algo saturada de pensar, así que dejé que @mberzosa me persuadiera y me fui de viajecito con el grupo. No me arrepiento, el edificio es espectacular y nos echamos unas risas.

Lo mejor de la vida 2.0 es la realidad 1.0, así que lo mejor de todo fue, sin lugar a dudas la cena y el networking del viernes.

El Kafe Antzokia nos resguardó de la lluvia que caía en el Botxo y disfrutamos de una cena llena de anécdotas y desvirtualizaciones.

Y… la fiesta continuó hasta bien entrada la noche que cerraron el garito:-)

El resto de fotos… se quedan en el album de lo privado, pero decir que esa noche lo pasamos de miedo y que alguno demostró que es el rey de la pista de baile😉

El sábado de resaca nos sirvió a algunos para corroborar que las fiestas de los congresos no pueden hacerse entre medio… que hay que hacerlas el último día. Gracias a que dos almas caritativas me regalaron un espidifen y una manzana respectivamente que ayudaron a que volviera a la vida después de una noche innolvidable😉

La ponencia de Burning Man, hizo que muchos de nosotros nos preguntáramos qué tendría que ver esto con el mundo redes sociales y le vimos algo de sentido finalmente porque todos en el proyecto colaboran entre sí a través de las redes… pero aún así seguían las dudas.

Y para terminar… Tuenti

Zaryn Dentzel, fundador de la red social vino a dar su segunda charla en inglés de toda su vida, jajajaja.

A mi personalmente sigue sin convencerme Tuenti, hasta hace un par de semanas no le encontraba el sentido para utilizarla en mi trabajo de manera “legal” dada su filosofía “anti empresas”, pero claro… ya han lanzado las “páginas” y ahora vamos a ver como funcionan. De momento les doy el beneficio de la duda, aunque cada vez se parece más a Facebook, con un look and feel calcado…

Después del mundo adolescente… comida de despedida. Los “hasta luego”, “un placer”, “encantada”, etc.

Cerrando el Nonick con la satisfacción de haber conocido a gente maravillosa, de esa que quieres que se quede para siempre en tu vida 2.0, pero sobre todo que de vez en cuando te den el cariño y el calor que sólo se consigue con el 1.0

Gracias a tod@s

“I gotta a feeling, whoohoo”

Innosfera… “levitar en un evento de innovación”

Innosfera es uno de mis eventos preferidos de los saraos 2.0. Y no es solamente porque uno de los organizadores sea el gran Roberto Carreras, compañero, gran profesional y amigo (te quejarás Robert, ¿eh? menudos piropos, jaja); si no porque va más allá y trata temas que a todos nos interesan, que estan cambiando la manera en que nos relacionamos y que son el futuro hecho presente.

La cita se presentaba jugosa con unos ponentes súper interesantes: Dolors Reig, Jose Antonio Gallego y Miguel del Fresno. Hablábamos de Comunidades virtuales e Innovación, las intervenciones estan colgadas en la página web si queréis  enriqueceros de más conocimiento. No voy a hacer un resumen. Voy a centrarme en mi momento “levitación“.

Me he echado a reir esta mañana cuando he visto un twit de David Guerrero @Guerreando que decía: @mariainfante una persona que levita de su silla en un evento de innovación es una apuesta segura.#innosfera

Y no es que levitara… es que casi me como a una de las asistentes… mea culpa. A la salida me dijo alguien que puso paz en la sala: “debes aprender a respetar el resto de opiniones”. Yo respeto, de hecho soy una persona súper empática, por eso se me da bien lo de Community Manager, porque me pongo en el lugar de los demás. Pero cuando la opinión viene de la ignorancia, me hierve la sangre. Soy así de temperamental… Almodovariana.

Inteligentemente, alguien al salir dijo: “piensa en el sector en el que estan estas personas… en el editorial. ¿y qué les pasa? que están asustadas porque no saben cómo adaptarse”. Y es cierto, mi maestro de reiki me dijo una vez que el miedo viene generado por el desconocimiento, nos da miedo lo desconocido… provoca rechazo. Dar pasos hacia adelante sin saber a dónde es toda una odisea que sólo enfrentan los valientes.

Entonces, cuando oigo cosas como “no nos olvidemos de que somos personas y dejemos de darle tanta importancia a las redes sociales y a Internet”… pues, me enervo. No querer aceptar que los tiempos estan cambiando han cambiado, que los niños ya son nativos digitales y que la tecnología es algo que les llega antes incluso de nacer… por que , ¿cuántos de vosotros tuvisteis una ecografía 3D?… es del siglo pasado. Además gracias a la tecnología, a Internet y a las redes sociales, estábamos todos sentados en aquella sala.

Vale, ok, habla una freak medio geek, pero… “no hay peor ciego que el que no quiere ver”.

“Keep it simple, stupid”

El sentido común de la comunicación

Si os digo que ayer me tocó madrugar, pensaréis que hablo de las cinco y media de la mañana porque me tocaba salir de viaje… respuesta incorrecta. Últimamente madrugar significa siete y media u ocho de la mañana, ¡vamos!, lo normal para muchos de vosotros.

El  “evento freak” de la semana “Blogs La Conversación”,  me metió en la ducha y me hizo coger el metro hasta la Escuela Superior de Telecomunicaciones (¡back to school!) … por el camino mucha mochila, mucho iPod y mucha juventud.

Por las mañanas espabilo enseguida, veo dos caras conocidas o ninguna, y ya estoy cantando como los “canarios”… “pero María, ¿tú qué desayunas? ¿qué te dan?”. Alpiste. Ayer no, lo de comer nada más levantarme no me va… en el programa ponía “11:45: Coffe Break”, así que pensé: croissant. No me equivoqué.

La mesa que más me interesaba era la primera de la mañana, por eso el “madrugón”. Hablar de las Relaciones Públicas en un entorno que está transformándose  es siempre apasionante…  por muy temprano que tenga que poner el despertador.

He de ser sincera, el principio fue bastante lento, menos mal que la curva de interés ascendió. Las opiniones en 2.0 suelen ser las habituales, se repiten , todos hablamos de : bidireccionalidad, conversación, transparencia, etc. Después de convertirme en cara conocida en eventos de emprendedores, bloggers y twitteros, el 2.0 suena a lo mismo, a lo que contaba el último ponente de Iniciador o a lo que oíamos en el evento de Aerco.

A pesar de esto, cuando cuentas con ponentes apasionados  (Roberto CarrerasManuel Luque, Iván Pino y Ignacio Villoch), la conversación se traduce en un debate enriquecedor, del que pudimos sacar ideas muy interesantes y afirmaciones que ya deben establecerse:

-Las redes sociales no son una moda, los medios deben adaptarse e integrarlas dentro de su comunicación.

-Las redes sociales son un fenómeno de agregación, movilización y multimedia.

-Se deben crear nuevas métricas y que éstas sean cualitativas.

-Internet es un medio que llama a la acción, nos motiva a actuar.

Además, se generó un debate inspirador sobre la ética dentro del social media,  la necesidad de cambiar estratégicamente los departamentos de las empresas y una acalorada conversación sobre el problema del “spam”.

El “spam” es de las cosas más molestas con las que nos encontramos diariamente en la red. La de veces que les he dicho a mis amigos “no me enviéis “forwards” porque no los abro, directamente van a la papelera”.  Alguno ya me avisa desde el asunto “abre esto que es importante”. Es como lo que os comentaba de las aplicaciones de Facebook, que se transforman en ruido para mi pantalla, no me gustan.

Pues bien,  sobre el “spam” preguntó una chica del público, que luego resultó ser Nagore de los Ríos ( algo perdida y tensa en su mesa sobre política), que se preguntaba cómo controlaríamos el no resultar pesados a los usuarios, dónde estaba el límite en el envio de mensajes, en insistir en esa conversación. Las caras de extrañeza entre los que nos dedicamos a las Relaciones Públicas en general (on y off line), se multiplicaron.

El sentido común.

Esa fue la respuesta que obtuvo y que todos estábamos pensando. Ponerte en la piel del que recibe el mensaje. Cada uno conoce a sus amigos, sabe cuándo esta cayendo pesado y a quién puede pedirle según qué tipo de cosas. Hace poco otra Community Manager me decía: “es que como siga enviándole cosas a mis amigos por Facebook, van a dejar de hablarme”. Al principio hay que tirar de conocidos, pero después… es mejor no caer pesadas.

El sentido común es algo que se gana con la vida y la experiencia. En este mundo 2.0 empezamos por educar y después experimentamos. De momento no hay nada escrito, no hay  reglas, estamos caminando, vamos sorteando las pruebas del camino que, seguramente, no sea el mismo para el que venga detrás.

La comunicación es sentido común. Conocer dónde están los límites de las relaciones con las personas, saber que cada individuo es diferente y que el discurso que utilicemos con ellos no puede ser repetitivo. Hay que ser medio psicólogo, medio sociólogo y 100% relaciones públicas.

Este fin de semana es el EBE y cientos de blogueros habrán madrugado para ir a escuchar a gente muy interesante. Este evento freak de fin de semana me lo pierdo y es una pena, porque a veces madrugar tiene sus recompensas…

Tuenti: Inocencia, exhibicionismo y amor.

Es como si volviera al instituto, a la hora del recreo y a cuchichear con mis amigas: que si menudo aburrimiento de clase, que si el profe me tiene manía, que por qué no me aprueba con un cuatro y medio… Es volver a mirar de reojo al de 3º, al que venia al insti en moto, el guaperas de turno y el que hacía que se me subieran los colores cada vez que pasaba a mi lado.

Pasear por la red Tuenti consigue trasladarme a otra época, a aquella en la que todavía buscaba mi sitio (como si ya lo hubiese encontrado, jaja), aquella en la que las populares se levantaban una hora antes para maquillarse (nunca lo entendí, con lo bien que se estaba en la cama) y aquella en la que luchábamos por hacernos un hueco en el mundo.

En Tuenti se respira la ingenuidad de los que estan descubriendo la vida, la frustración de los incomprendidos y la ilusión por el primer amor. Es una bomba de relojería. Está llena de hormonas explosionando, de chic@s que buscan su mejor foto enfrente del espejo del baño, insinuándose y a veces enseñando un poquito más de la cuenta.

Como Community Manager siempre procuro ponerme tanto del lado del cliente como del lado del consumidor para así entender los dos puntos de vista. Hoy me pongo del lado de los adolescentes, el cliente lo dejaremos para otro día.

Cuando yo tenía quince años no existía Tuenti pero estoy segura de que, si hubiera existido, seguramente habría estado conectada con mi mundo a través de la red. Compartiría las fotos del fin de semana en el Burguer y me haría trescientas fotos de perfil hasta dar con la adecuada, una en la que estuviera guapa, sexy y atractiva. Cuando tienes quince años no te preocupa, ni siquiera te planteas, que el que pueda ver tu foto sea un pervertido o un pedófilo. Cuando tienes quince años sólo piensas en que cuando tu foto la vea “fulanito”, piense que eres la chica más guapa del grupo, ¿qué digo del grupo?, de todo Tuenti:-)

Ains el amorrrr… el amor está a flor de click en Tuenti. Los estados de los perfiles personales están llenos de frases de amor incondicional, de promesas de por vida y de “siempre y para siempre”. Y en las fotos hay besos y besos… y más besos, de las parejitas enamoradas.  Esto es lo único que me ha despertado una pizca de envidia, más que envidia,creo que es nostalgia. Nostalgia de los primeros besos furtivos, de las sensaciones nuevas y las mariposas en el estómago.

La libertad de vivir los sentimientos de manera limpia y pura, es algo que sólo se vive al principio. Después llegan los desengaños, los corazones rotos y la desconfianza. Vale, vale, también hay gusanillos y mariposas, pero nunca son como las primeras.

La inocencia de la primera vez sólo se vive al principio, en el patio del instituto de Tuenti.

Después, suena la campana y te ves metid@ en una clase de Facebook.

y de repente, soy 2.0

“Hoy es el primer día del resto de mi vida”. Eso es lo que pensamos los cuarentaypico compañeros de la agencia al día siguiente de que nos echaran a todos a la calle. Eso y… “grandísimo hijo de su madre”, pero bueno, esa es otra historia.

Un año desde aquel día y  aquella semana en la que me vi: con un trabajo, sin trabajo, con uno, con dos y finalmente… con ninguno.

“El primer día del resto de mi vida”. En un par de meses, en una semana, en un día y hasta en unas horas te cambia la vida. Y la fama de freaky musiquera, internetera y dicharachera, te da la oportunidad de meterte de lleno en un mundo que, resulta que… te apasiona.

La comunicación verbal, no verbal, escrita, con música, con signos, en verso o en prosa. Hablar y escuchar. Eso es lo mío.

Siempre me he quejado de que en todas las empresas existe una falta de comunicación interna y externa innecesaria. ¿La culpa? De los de arriba. La transparencia, el diálogo y el debate, son asignaturas pendientes para muchos. El desconocimiento, provoca miedo. El miedo genera desconfianza, y la desconfianza hace que la comunicación no sea limpia.

Estas cosas no se cambian en dos días, menos cuando hablamos de algo tan nuevo y desconocido para las grandes empresas como son los medios 2.0.  Hace un par de días un cliente me dijo : “Eres una evangelista… ¡amen!”

Hoy empiezo a facturar… será:  “El primer día del resto de mi vida”